•  
    01 800 500 1222
Search Site

Bienvenido

Tapete antifatiga

El tapete antifatiga está diseñado para reducir el cansancio causado por estar de pie durante largos periodos de tiempo en una superficie muy dura (por ejemplo, concreto). De la fatiga pueden desencadenarse otros problemas, mismos que incrementan cuando los trabajadores laboran de pie por más de 4 horas al día.

A largo plazo, la fatiga, que incita a la mala postura, podría conducir a trastornos musculoesqueléticos. Además, el 20 % de los accidentes laborales son causados por resbalones, tropiezos y caídas, que casi siempre tienen su origen en la fatiga, pues esta provoca descuidos. Las lesiones de los trabajadores podrían resultar en ausencias, disminución de la productividad o incluso reclamaciones de responsabilidad. Especialmente el ausentismo a largo plazo tiene un impacto negativo en los costos laborales.

tapete antifatiga

Así pues, los tapetes antifatiga, que pueden ser de diferentes materiales incluyendo hule, alfombra,  vinil y madera, son usados para aminorar los desórdenes y dolencias de la espalda baja en trabajadores que permanecen de pie por largas jornadas de trabajo. La incomodidad, cansancio y dolor en pies, piernas, rodillas y/o cadera después de horas de trabajo de pie, pueden ser causados por varios factores incluyendo el tipo de trabajo y el diseño del calzado, así como del material del piso sobre el que se labora.

De acuerdo con estudios científicos, estar de pie por periodos largos es especialmente cansado y estresante. Independientemente de la calidad de los zapatos o la calidad de la cubierta del piso, estar de pie puede causar fatiga, misma que se puede presentar durante y/o después de la jornada laboral. Cuando se ha considerado utilizar un tapete antifatiga, deben de tomarse en cuenta otros factores al mismo tiempo, entre ellos considerar el cambio de la posición de trabajo, calzado y condiciones de la superficie del piso.

Cambios en la posición de trabajo:

El área de trabajo debe estar organizada de tal forma que el trabajador tenga varias opciones sobre su posición de trabajo y la oportunidad de cambiar frecuentemente. Los lugares de trabajo que incluyen una silla opcional y algún tipo de reposapiés aumentan la variedad de posiciones y alientan el frecuente cambio de posición.

Calzado:

El calzado es un factor que, de ser elegido correctamente, puede reducir aún más los efectos nocivos de pasar largas horas de pie. No hay duda de que la elección del calzado es el factor más importante para una persona que debe trabajar de pie. El calzado debe garantizar el apoyo adecuado en el arco, talón y al mismo tiempo amortiguado para proporcionar comodidad al usuario.

Materiales del piso:

El material del piso tiene una importante influencia en la comodidad de los pies. Suelos inflexibles y muy duros como el concreto, son las superficies menos cómodas para trabajar. Caminar sobre un piso duro es similar al impacto de un martillo golpeando el talón en cada paso. Madera, corcho, o caucho son generalmente más suaves para los pies del trabajador. Además, revestimientos de suelo más blandos reducen la fatiga y mejoran la seguridad mediante  la reducción de resbalones.

Hay dos opciones para aliviar la fatiga donde los pisos son demasiado duros. El primero sería un calzado con suelas aislantes y gruesas que absorban los golpes y amortigüen los golpes al caminar.

Los tapetes antifatiga son otra opción. Absorben el golpe del caminado, y el efecto de amortiguado reduce la fatiga de los pies. El uso de tapetes antifatiga requiere precaución, ya que pueden causar tropezones y caídas cuando no son instalados de la forma correcta.

Otro tipo de cubiertas para piso llamados tapete antideslizante, son útiles para aumentar la comodidad y la seguridad del trabajador. Este tipo de cubiertas pueden hacer que el trabajador sienta dolor y que sus pies “se queman”, debido a las propiedades antideslizantes que propician que los pies se deslicen hacia adelante dentro de los zapatos. La fricción dentro del zapato produce calor y causa dolor. Zapatos con plantillas antideslizantes pueden ayudar a reducir este malestar.

En resumen, usar el tapete antifatiga o colocar una alfombra que cubra el piso no eliminará la fatiga por sí misma, sino que  debe ser combinado con el diseño apropiado del área laboral y calidad del calzado, esto debe mejorar las condiciones de trabajo.

Hay una gran variedad de tapetes que se venden bajo la descripción de “antifatiga”. Para elegir un tapete que se adecúe a tus necesidades, debes considerar lo siguiente:

  • Conoce la finalidad del tapete. Tapetes antiderrapantes no son los mismo que tapetes antifatiga. Elige un tapete que se ajuste a tus requerimientos.
  • El grosor del tapete. Más suave y más grueso no necesariamente es mejor. Elige un tapete que proporcione flexibilidad, pero al mismo tiempo no tan suave que la persona sienta que no puede estar de pie de forma cómoda.
  • Conoce el ambiente en el que será colocado el tapete.
  • El tapete no debe deslizarse o provocar accidentes por tropiezo.
  • Debe tener bordes inclinados. Los bordes inclinados evitan tropezones y permiten el fácil acceso para carros.
  • Los tapetes también necesitan limpieza.
  • El correcto mantenimiento de un tapete ayudará a prolongar el tiempo de vida útil, pues mantiene las propiedades del tapete como son las antiderrapantes o antiestáticas.
  • Dentro de los diferentes materiales que pueden ser utilizados en un tapete antifatiga se incluyen: vinil sobre esponja, goma sobre esponja, pvc sobre esponja, caucho, gel, construcción de dos piezas, construcción de múltiples capas y 100% construcción de poliuretano.
  • El protagonista estelar es el poliuretano.  Este material es resistente al desgaste y provee comodidad. Los mejores tapetes duraderos y que no se degradan tan fácilmente son elaborados solamente con polietileno, sin combinación con otros materiales.