•  
    01 800 500 1222
Search Site

Noticias Recientes

Bienvenido

Tecnología en la industria: robots móviles
Publicado el 13/05/2016

La industrialización ha avanzado a pasos agigantados en las últimas décadas con la aparición de nuevas y más avanzadas tecnologías que han optimizado y facilitado muchas de las actividades del sector. Una de esas tecnologías son las que están estrechamente relacionadas con la robótica. 

 

Cuando hablamos de robots, normalmente pensamos en esa humanoide y simpática máquina, sin embargo, a nivel industrial la percepción puede cambiar rápidamente. Por lo general, estamos acostumbrados a ver robots estáticos, que regularmente tienen la forma de brazos mecánicos que automatizan algunas gestiones. Este tipo de robots es muy popular para líneas de ensamblado, sobre todo en las grandes plantas ensambladoras de automóviles.

Otra vertiente de la utilización de la robótica en el sector industrial son los robots móviles. A diferencia de los anteriores, estas máquinas tienen la capacidad para trasladarse en cualquier ambiente, usualmente puertas adentro en el sector industrial. Estos pueden venir en distintos tamaños, pero por lo general no suelen ser tan grandes debido a que muchas veces deben moverse junto con los empleados.

El secreto de estas máquinas no está en que puedan moverse, la clave reposa en el hecho de que lo hagan de manera autónoma. Hablamos de máquinas que pueden tomar decisiones en cuanto a qué camino seguir, sin necesidad de un piloto remoto. Estos robots son capaces de mapear instalaciones industriales a la perfección para elaborar recorridos y transportes sin necesidad de supervisión humana constante.

Estas máquinas automatizadas, conocidas como AIV (o vehículo autónomo para interiores según sus siglas en inglés), pueden navegar entre pasillos, incluso donde haya constante movimiento de empleados, pudiendo detectar obstáculos que lo obliguen a buscar nuevas vías o rutas.

Se usan en la actualidad para transportar muchas veces herramientas y materiales de un lugar a otro, cuando se le ordene y sin supervisión. Un ejemplo de este es el Adept Lynx, un robot pequeño de carga que pesa apenas unos 60 kg, lo que le permite cargar la misma cantidad de peso sin problema y puede mantenerse en servicio por unas 13 horas continuas, factor vital para su utilidad dentro de una empresa y mejor aún, de manera autónoma, este robot se pondrá a cargar de manera automática una vez haya terminado sus tareas o su nivel de energía se encuentre muy bajo.

Adicionalmente, este dispositivo brinda la posibilidad de programar comandos de voz para controlarlos sin necesidad de interactuar directamente con la máquina. Sin embargo, este modelo ofrece a los usuarios la alternativa de usar un joystick para su control en tareas que requieran de mayor precisión.

Adept Lynx puede que no sea una máquina de carreras, pero puede alcanzar una más que suficiente de 6.5 km por hora, que se adapta correctamente a sus necesidades. La máquina tiene dos círculos en sus laterales, que son iluminados con luz LED que usan distintos colores para comunicar el comportamiento del robot.

Su tamaño reducido, es una tendencia en los AIV, ya que esto permite que se puedan usar sin tener que hacer modificaciones a los pasillos o espacios donde operará ya que no tomará más espacio que un empleado común y corriente.

A estos robots móviles, se les puede adaptar, según la necesidad, cajones, estantes, gavetas y otras herramientas que pueden aligerar y agilizar considerablemente la carga de trabajo en instalaciones de diversos tipos como almacenes, de administración, logística, incluso laboratorios donde la facilidad de transportar elementos sin contacto humano a veces se vuelve un requisito.

Son populares en almacenes, para transportar, como se ha mencionado, herramientas y otros materiales, como también documentos y otros elementos sin riesgo de obstaculizarse. Esto gracias a todos sus complementos de navegación, giroscopio, scanner de profundidad y otros sensores.

Aparte de sus intrincados sistemas de hardware, lo que realmente hace brillar a estas máquinas es su software, que asemejando un IA (Inteligencia Artificial), pueden adaptarse a cualquier entorno de trabajo sin necesidad de un amplio equipo de desarrollo, sin embargo, siempre hará falta alguien que esté formado sobre la utilización de estos dispositivos ya que deben hacerse ajustes iniciales que pueden requerir de cierta experiencia en la manipulación de máquinas de este tipo, sobre todo a nivel de software.

Así pues, la mayoría de estos dispositivos vienen acompañados de aplicaciones de software que sirven para gestionar por completo el comportamiento de nuestras máquinas. Desde estos programas, la persona encargada deberá configurar y sincronizar sus sistemas, agregar secuencias de movimiento, rutas, objetivos y más, mientras que algunos modelos de estos dispositivos podrán escanear sus entornos para ser reflejados en estas herramientas de software, arrojando datos e información vital y en tiempo real de su entorno para una planificación adecuada de sus rutinas programadas.

El uso de robots móviles en el sector industrial es una tendencia que continúa en crecimiento. Reportes afirman que en el 2011 se estimaban unas 150 mil unidades, que desde el 2014, ha mantenido una tasa de crecimiento de alrededor de un 6% promedio, pero con regiones con cifras mayores, como Asia, con el 7%.

Esto puede deberse al continuo declive de sus precios de manufactura, convirtiendo estos dispositivos autónomos en opciones cada vez más accesibles para muchas empresas.

También existen versiones “hogareñas” de este tipo de tecnología, podríamos mencionar particularmente al Roomba, un pequeño AIV que funciona como aspiradora autónoma, que puede mapear tu hogar y tus cuartos, programando horas de limpieza en el que el pequeño dispositivo se dispondrá a trazar una ruta que le permita limpiar tu casa de manera autónoma. Estas versiones de AIV son mucho menos avanzadas pero son resultados anexos al  avance de estas tecnologías a nivel industrial, por lo que podemos esperar nuevos dispositivos para nuestro hogar a la par de los progresos en el sector industrial.

Sin embargo, una cosa es segura, los sectores que hoy en día realmente aprovechan estos avances se encuentran en el lado de la industrialización y manufactura, mientras que el futuro promete muchas otras máquinas robóticas nuevas y con sistemas muchísimos más avanzados.