•  
    01 800 500 1222
Search Site

Noticias Recientes

Bienvenido

Los guantes anticorte
Publicado el 26/04/2016

En todas las ramas de la industria, independientemente del tipo de productos que se estén manufacturando, es indispensable conservar un número de medidas de seguridad, con el fin de evitar accidentes que pongan en peligro tanto la integridad de la mercancía, como la de la salud de todos los empleados que ahí laboran. 

 

Independientemente de los múltiples reglamentos de operación que existen tanto a nivel nacional como internacional, cuidar de los trabajadores es una responsabilidad muy grande para la empresa, ya que hay procedimientos que pueden llegar a ser muy peligrosos e incluso hasta mortales, por ejemplo, en la construcción de un edificio, los trabajadores tienen que tener arneses que detengan su caída en caso de dar un paso en falso.

El crecimiento vertiginoso de las industrias y con ello el aumento de las necesidades de protección, ocasionó que se destinara buena parte de los presupuestos de operación en medidas para la protección de los trabajadores, una de las más importantes fue la implementación de uniformes y equipos de seguridad, los cuales comprenden todo el cuerpo de la persona, literalmente desde la cabeza hasta los pies.

Uno de los componentes más importantes son los guantes anticorte, pues la principal herramienta que se utiliza en la industria manufacturera es precisamente las manos, si nos ponemos a pensar con detenimiento, la mayor parte de las actividades laborales que realizamos las podemos efectuar gracias a nuestras manos, es por eso que constantemente son las primeras en estar en peligro de sufrir un percance.

Un perfecto ejemplo de lo anterior ocurre con las personas que se dedican al rubro de la electricidad, todo el tiempo tienen que estar en contacto con cables y dispositivos que producen o regulan el voltaje eléctrico, utilizan las manos para manipularlos, arreglarlos, instalarlos y muchas cosas más, pero como todos sabemos, el contacto directo con este tipo de energía es sumamente peligroso, es por ello que un electricista debe de tener en todo momento guantes hechos de materiales dieléctricos, es decir, que no sean capaces de conducir la electricidad.

Asimismo, existen sectores de la industria en los que se tiene un contacto cercano con temperaturas muy altas (como los bomberos) o muy bajas (las personas que manejan productos alimenticios refrigerados), en ese sentido, las manos corren el peligro de quemarse o congelarse, por lo que un par de guantes de protección puede ser la diferencia entre seguir desempeñando las tareas de manera cotidiana, o tener que abandonarlas.

Es importante aclarar que no todos los tipos de protección para las manos son iguales, todo eso depende de las labores que se tengan que efectuar, un médico cirujano jamás podrá utilizar el mismo tipo de guantes que nuestro amigo electricista, pues el primero necesita que sus manos tengan completa movilidad para poder realizar intervenciones quirúrgicas muy precisas, mientras que el trabajo del segundo requiere de una protección más rígida; para el primero es suficiente portar guantes de látex, el segundo necesita forzosamente de materiales mucho más resistentes.

En ese sentido, los guantes anticorte se caracterizan por ser muy gruesos y a la vez ligeros, con el fin de permitirle a los trabajadores realizar las maniobras necesarias, pero con la seguridad de que ningún tipo de material con el que tengan contacto comprometerá el buen estado físico de sus manos.

Este tipo de protección es ideal para las industrias de ensamblado de vehículos, pues la maquinaria pesada que se utiliza en ese proceso, además de las piezas que pueden ser desde las más pequeñas (un tornillo) hasta las más grandes (la carrocería), puede cortar o lastimar a los empleados que las manipulan. Asimismo, en las industrias donde se manipula el vidrio son necesarios, en fin, en toda área productiva en la que se corra el peligro de cortarse las manos o los brazos.

Por otro lado, en la industria farmacéutica, la química o cualquiera en la que se tenga contacto con sustancias corrosivas y que sean dañinas al contacto con la piel, se necesita de ropa de protección que sea capaz de soportar e impedir el traspaso de los líquidos y gases nocivos.

Las características que deben de cumplir los guantes de este tipo para que sean realmente eficaces son: sujeción para una manipulación más fácil de los objetos, tanto en condiciones húmedas como en las secas, sensibilidad al tacto para medir mejor las tareas que se realizan con ellos; comodidad para lograr una mayor precisión, frescura para mantener las manos en buenas condiciones y así tener un mejor rendimiento; y, finalmente, una amplia resistencia al contacto con superficies punzocortantes y sustancias corrosivas.

Por lo regular este tipo de guantes son muy gruesos, pero dependiendo de los materiales de fabricación, pueden permitir más o menos precisión en las tareas por desempeñar, lo importante aquí es elegir los que mejor se adapten al tipo de trabajo que se piensa realizar con ellos, así como que la persona que los vista se sienta cómoda, fresca y segura en todo momento.

En Vinssa nos hemos dedicado desde principios de la década de los años ochenta a la distribución de materiales industriales, entre los que se encuentran los equipos de protección para los trabajadores, es por ello que siempre hemos buscado ofrecer productos de la más alta calidad al asociarnos con las mejores marcas nacionales e internacionales; es por eso que te invitamos a revisar nuestro catálogo en línea, en donde encontrarás los guantes anticorte que necesitas para tu empresa.