•  
    01 800 500 1222
Search Site

Bienvenido

Guantes anticorte

Todos los días, personas alrededor del mundo se lastiman las manos en el trabajo. De hecho las lesiones en las manos es una de las principales causas por las cuales se pierden días de trabajo y se tienen visitas a la sala de emergencias. Lo peor del caso es que la mayoría de estas lesiones son fácilmente prevenibles. Lo único que toma para poder prevenirlas es un buen par de guantes anticorte.

En estudios realizados por el U.S. Department of Labor Study, se ha registrado que más del 23% de los accidentes son en las manos y en los dedos, esto la posiciona como la más alta en lo que son lesiones que se pueden prevenir. En términos de causas de días perdidos, se encuentra en segundo lugar por debajo de lesiones en el cuello y espalda. También se encontró que la mayoría de estos accidentes se produjeron debido a que no se estaban utilizando ningún tipo de guantes o en algunos casos se estaba utilizando el guante equivocado para la aplicación.

guantes anticorte

Por otra parte, de acuerdo a estudios realizado por Occupational Safety and Health Administration (OSGA), el 70.9% de las lesiones en brazos y manos pudieron haber sido prevenidas con el uso del  equipo de protección personal adecuado, principalmente guantes de seguridad. Por ejemplo, en una planta armadora de autos, el material de los guantes que se les entregaba a los operarios era de algodón y cuero. Esto llevó a que el 90% de las lesiones fueran en los brazos y en las manos. Los encargados de la planta estiman que el costo promedio por cada una de estas lesiones superaba los $2,100 USD.

Así pues, hoy en día y como consecuencia de los resultados arrojados por tales y otros estudios, los guantes anticorte están confeccionados con materiales que han ido evolucionando para ofrecer una protección integral de las manos y parte de los brazos. Los guantes de ahora utilizan materiales que son diez veces más resistentes que los de antaño y con un peso menor.

Guantes hechos de las fibras más resistentes conocidas para los humanos, algunas que son muy ligeras y por lo mismo, brindan mayor facilidad para agarrar y manipular cosas, pero aun así son muy resistentes al corte.

Anteriormente los guantes de cuero eran los más utilizados para el trabajo pesado y los de algodón para trabajo más ligero. Actualmente este tipo de guantes sólo representa el 25% de las ventas totales en cuanto a guantes de seguridad se refiere, en adición, este porcentaje ha ido bajando año con año. El costo es uno de los principales factores. En el caso del cuero se debe a que el material es caro. En los guantes de algodón, aunque no es un material caro, se requiere de mucho trabajo para confeccionarlos, es por eso que se han ido sustituyendo por otros materiales que tienen mayor costo beneficio.

Aunque el precio es un factor importante, el más importante es el desempeño. Para lo que es resistencia al corte, los guantes de piel están muy por debajo de los guantes con nuevos materiales. La piel es un material muy resistente y duro, es por eso que todavía se usa en guantes  vaqueros y para motociclistas, para este tipo de actividades siguen siendo muy efectivos, ya que el cuero es un material que resiste mucho a la abrasión. Si te caes de una moto a alta velocidad y resbalas por el pavimento es un material excelente para protección. Pero para resistencia el corte es similar a no traer un guante.

Actualmente Kevlar y Dyneema son los materiales que más se ven en los guantes de trabajo. Ambos materiales ofrecen entre cinco y diez veces más protección al corte que un guante de piel. Estos dos materiales son utilizados en chalecos antibalas y ambos son considerados más fuertes que el acero. Si hojeas algún catálogo de seguridad podrás ver que la mayoría de los guantes anunciados están creados con estos materiales.

Existen guantes anticorte en el mercado hechos de Kevlar y Dyneema combinados con acero, estos guantes resisten el corte hasta veinte veces más en comparación con guantes de piel. Estos materiales han venido a revolucionar el mercado de la protección de la principal herramienta de trabajo: las manos.

La fibra de Kevlar es muy fuerte, ligera y flexible, así como resistente al corte, al calor y a las flamas. La combinación de estas propiedades lo hacen un material ideal para aplicaciones demandantes como:

  • Chalecos antibalas
  • Guantes anticorte y resistentes al calor.
  • Accesorios para bomberos.
  • Cables y cuerdas.
  • Llantas y material de hule.

Aparte de tener todas estas cualidades, en Kevlar está disponible en una amplia variedad de formas de fibra, brindando flexibilidad a los fabricantes de equipo de protección personal para crear diferentes diseños.

La fibra de Dyneema es quince veces más resistente que el acero. Esta formada por una fibra de polietileno de alto rendimiento y tiene una muy alta resistencia al corte comparado con fibras naturales, así como con otras fibras creadas por el hombre. La fibra Dyneema tiene un mayor costo-beneficio gracias a su durabilidad o tiempo de vida. Se ha comprobado que los guantes hechos con esta fibra son hasta veinte veces más resistentes a la abrasión que los de otras fibras.

El uso de equipo de protección personal no debe de ser visto como una inversión poco productiva, sino como un ahorro considerable, ya que al prevenir lesiones de cualquier tipo se está evitando pagar por algo que podría ser mucho mayor a lo que te ahorrarías si no compraras EPP en lo absoluto.