•  
    01 800 500 1222
Search Site

Bienvenido

Careta para soldar

La careta para soldar es el producto de protección personal más importante para un soldador. Protege los ojos de la intensa luz y la cara de la radiación que emite la chispa al soldar. También sirve para disipar algo de los humos emitidos al soldar. Una buena careta de soldadura protege los ojos y la piel no solo de las chispas sino también de los rayos infrarrojos y ultra violeta emitidos por el arco, los cuales causan graves problemas a la visión. La careta correcta debe ser fácil de ponerse y cómoda de utilizar para un día completo de trabajo, ofreciendo diferentes ajustes mientras protege la cara y ojos de la salpicadura, chispas y rayos peligrosos.

Las caretas para soldar han ido evolucionando constantemente y se espera que continúe de esta manera. Una innovación son los sensores de arcos electromagnéticos en las caretas electrónicas. Con esta tecnología el sensor capta la frecuencia magnética del arco para eliminar cualquier interferencia, esto significa que el lente solo se pondrá más oscuro cada que inicie el arco y se mantendrá obscura hasta que se termine de soldar. Esta tecnología funciona también al aire libre en donde el sol podría interferir.

careta para soldar

Mientras que las caretas electrónicas abarcan la mayor porción del mercado y son las que van innovando constantemente, las caretas tradicionales aun siguen siendo utilizadas en una gran cantidad, ya que los costos son mucho menores que los de una careta automática.

Las caretas para soldar tradicionales tienen ventajas sobre las caretas electrónicas en lo que es precio, peso y requerimiento de servicio. Para soldadores que solo usan una aplicación de soldadura, en donde no hay necesidad de cambiar el nivel de sombra en el que opera la máscara, el casco tradicional es una buena opción. Sin embargo, la tendencia es cambiarse hacia las caretas electrónicas ya que cada vez se están volviendo más económicas y ofrecen beneficios que las caretas tradicionales no ofrecen.

Al escoger una careta para soldar hay dos criterios que siempre deben de cumplirse, seguridad y confort. La percepción de comodidad es diferente para cada persona, es por eso que hay muchas opciones de caretas con diferentes pesos, lo que permite al soldador escoger la que más le agrade. Adicionalmente, los soportes de estas caretas han ido mejorando y cada vez tiene más métodos para que se ajusten al tamaño correcto de cada uno.

Mientras que antes se utilizaba una careta única para todo, hoy en día existe un sinfín de opciones para escoger. Si realizas diferentes procesos de soldadura, cambiando entre TIG, MIG o STICK, entonces es necesaria una careta electrónica con control de sombras que pueda cambiar de 6 a 13 en algunos instantes.

En algunos procesos como soldar con TIG en materiales delgados, es recomendable utilizar un nivel de sombra más bajo que permite ver de manera más clara para controlar el arco y calcular mejor la velocidad de movimiento. Soldar a alto amperaje en materiales más gruesos generalmente requiere de un nivel de sombra más alto.

Algunos modelos permiten al usuario controlar el tiempo de demora y sensibilidad cuando la careta para soldar cambia sola o automáticamente. Por ejemplo, si hay otros soldadores operando cerca, la sensibilidad del sensor puede ser reducida para prevenir que cambie automáticamente cuando los demás empiezan a soldar. Los controles de retraso pueden ser usados para incrementar o acortar la cantidad de tiempo que toma para que una careta regrese a su estado natural después de acabar de soldar. Esto puede ayudar cuando se aplica soldadura por puntos, cuando la duración es corta y el operador planea moverse a otro lugar rápidamente. Por otra parte, realizar trabajos de larga duración en materiales gruesos puede requerir que el tiempo de retraso sea mayor para que le dé tiempo de enfriarse a la pieza que se acaba de soldar. Generalmente este retraso puede ser desde 0.5 segundos hasta dos segundos.

Las caretas electrónicas básicas normalmente tienen uno o dos sensores de arco, mientras que los modelos premium generalmente cuentan con cuatro. Entre mas sensores tengan, existe menor posibilidad que la careta falle en poner la sombra necesaria.

Algunas caretas electrónicas cuentan con modo de pulido, el cual permite al soldador mantener la careta puesta cuando está puliendo la soldadura, esto brinda protección de las chispas y de la luz emitida al pulir. Las caretas pueden tener los controles adentro o afuera. Los controles exteriores son más cómodos y prácticos mientras que los internos están más protegidos y pueden tener mayor duración.

A diferencia de las caretas de antes, las nuevas caretas siguen siendo robustas pero son más sensibles que las anteriores. Hay algunas cosas básicas que se pueden seguir para que una careta pueda durar más tiempo. Esto puede ser reducir el número de impactos por caídas, guardar el casco en temperaturas que te recomiende el fabricante. También, antes de empezar a soldar se debe esperar a que el casco alcance la temperatura ambiente en caso de que estuviera guardada en un lugar mas frío.

El filtro electrónico trabaja con energía solar y/o baterías de litio. Se debe de revisar que ambas funcionen de manera correcta antes de salir a realizar un trabajo de soldadura.

Más del 90% del costo de una careta viene del filtro auto-oscurecible (ADF). Los ADFs están sujetos a los mismos riesgos que un aparato electrónico, es importante tomar precauciones básicas: procurar que no se caiga o se golpe el casco, asegurarse que no le entre agua y evitar que la careta se sobrecaliente.

También es crítico, como mantenimiento, que las partes con mayor desgaste sean cambiadas regularmente. Las partes que más desgaste tienen son los lentes exteriores e interiores. Dependiendo del tipo de uso, estos lentes pueden ser cambiados desde un par de veces al día hasta una vez al mes. Para asegurarse de ver con la mejor calidad, es necesario que el soldador esté cambiando y limpiando estos lentes regularmente.